viernes, 30 de noviembre de 2007

Museo del Vasa

Cuando vino mi familia a ver Estocolmo nos acercamos a ver el museo del Vasa, por lo que tenía entendido era un barco que habían reconstruido muy bonito.

Resulta que cuando llegamos al museo que está bastante lejos del centro, nos encotramos con una barco impresionante metido dentro del museo. El barco en cuestión es el Vasa, que lo construyeron en 1628, eso es hace casi 400 años. el barco era el más gordo, grande y bestia del momento, de hecho era el primero en incorporar una segunda fila de cañones encima de la primera. Estaba destinado a ser el azote de daneses, polacos, alemanes y demás barcos que pulularan por el Báltico. Con este plan lo que me resultaba extraño esque después de tanto guerrear hubieran reconstruido el barco perfectamente con un 90% de piezas originales cuando lo más probable esque hubiera acabado cañoneado en medio del Báltico en alguna de las batallas. La respuesta es simple, cuando soltaron el Vasa cargado de cañones hasta las orejas y con la bodega llena de piedras, 120 toneladas que hicieran de contrapeso, el barco se paseó por enfrente del palacio y emprendió su viaje hacia mar abierto. Cuando llevaba un kilómetro recorrido más o menos disparó sus cañones a modo de celebración y claro, todos sabemos que esto de la ciencia antigüamente se aprendía a base de prueba y error, el Vasa resultó ser el error con el que aprendieron a hacer mejores barcos, por que se hundió ahí enfrente de Estocolmo con todos los estocolmenses que se habían acercado para ver el barco que iba a ser el orgullo de Suecia.







Así se pasó más de 300 años bajo el agua y se conservó bastante bien hasta que alrededor del 1950 lo sacaran del agua y lo reconstruyeron en el museo del Vasa. El barco impresiona bastante tal y como lo tienen metido en el museo, todo de madera y con unos 15 metro de alto desde el fondo hasta la parte más alta de la cubierta.







1 comentario:

anawapa dijo...

auténticos piratas :)