miércoles, 21 de mayo de 2008

Beach Party



Para despedir a Laura, el otro día nos montamos una fiesta playera en el salón del 4º piso de Racka 10. Pablo se curró toda la promoción y cuando llegué de Hamburgo ya tenía publicidad en el buzón.



Para la fiesta nos compramos una camisas, las gafas y las chanclas por cuatro duros, más bien cuatro coronas. En la camisa nos pintamos unas flores playeras lo más horteras posibles. Para rematar todo compramos unas piñas para hacernos unos mojitos, o algo parecido.


¡Espíritu Erasmus!

La fiesta estaba algo vacía, pero con las gafas de sol no se veía nada así que genial. Al final Pablo y yo fuimos los más preparados junto con Agata que se hizo una falda con hierbas que acabó esparciendo por toda la sala. Las piñas triunfaron mucho mucho, todo el mundo quería chupar, así que las primeras piñas las hicimos suavecitas para ahorrar alcohol. Lo malo de la piña es que pesaban casi dos kilos cada una y no había persona que la llevara todo el rato a cuestas, el día siguiente tenía agujetas en los brazos.


Si hay que darlo todo, se da...


Las niñas por los suelos.


Anni y Agata desatadas.


Pablo y sus rubitas, que francesas tenían que ser.


Anni, Katri y Eveliina que las muy listas vinieron a buscar mojitos.


Y lo que se llevaron fue algo de cocacola, azucar, canela y frutas para mezclar con el vino que traían. Pero se fueron bien contentas.


Agata como siempre la reina de las fiestas. Y si, alrededor de la 1 es la cima de fiesta.

En definitiva que fuimos los amos de la fiesta. Con la tontería nos vamos a sacar unos cuantos créditos de organización de fiestas.

1 comentario:

Clamoxil dijo...

Creditos por organizar fiestas?
Bah, a mi, el camarero de la facultad de bellas artes me ha prometido 10 de libre configuración por ser habitual cliente en cafetería.
Aunque...ahora que lo pienso...porqué todo el mundo se partía cuando me lo dijo?...

Uhmmmmm